Historia del vino

La historia del vino se remonta al año 5.000 A.C. en oriente medio, pero fue concebido de forma accidental. En la edad de bronce (3.000 A.C.) se da el verdadero nacimiento del vino junto al Tigres y al Eufrates. Hay evidencias del manejo de herramientas para el prensado de la uva con el fin de extraer el mosto de la uva.

En la época de los romanos, debido a sus avances tecnológicos y por el conocimiento de la producción de vino, propicio su generalización en todo el imperio. Anualmente celebraban la fiesta de la vendimia venerando a su dios Baco.

Para los romanos todo un símbolo de lujo en la época. Lo conservaban en grandes tinajas de barro mientras que en Francia lo almacenaban en barricas de madera para su conservación.

En esta fase es cuando el cultivo de la vid y la producción de vino se extiende hacia Europa Occidental.

El vino procede de la fermentación del zumo de la uva y es alcohólico. La producción del vino aun siendo la misma uva utilizada, varia según el suelo, la altura, las horas de sol, el agua y la temperatura, además del tipo de fermentación que se realice, tiempo de crianza y tipo de barricas usadas en su envejecimiento.

El vino estaba ligado a la agricultura y gastronomía del momento. La vid ha persistido en el tiempo por su resistencia al clima. Recalcar que no necesita mucho agua ni minerales, eso significa que con pocos recuerdos es capaz de producir y aclimatarse.

Es un tipo de planta con gran capacidad de adaptación a la diversidad de los suelos, altura, temperatura y agua. La uva fue la  base de la alimentación en sus orígenes para romanos y griegos entre otros alimentos claro esta.

En la segunda mitad del siglo XIX peligro en Europa el cultivo de la vid debido a la plaga filoxera, procedente de EE.UU.

Este pulgón ataca a las raíces de la planta produciendo su muerte, sin embargo este pulgón convive con las plantas de EE.UU.

Se plantearon tres posibles soluciones a la plaga, arrancar las vides afectadas, sumergirlas en agua con sulfuro de carbono o trasplantarlas por vides de EE.UU.

Los agricultores se opusieron al exterminio de sus cepas, el sulfuro de carbono era costoso y no dio resultado. Finalmente se opto por crear invernaderos con plantaciones de vides resistentes a la plaga para su posterior trasplante.

El primer caso en España se detecto en Málaga por importación ilegal de vides. Los focos de acceso de la plaga a nuestro país fue por Gerona proveniente de Europa. Se extendió a las regiones colindantes, Aragón, Navarra, La Rioja y Álava.

A través de Portugal entro la plaga hacia el Duero llegando a los Arribes, pasando por León, Valladolid y Burgos. Al mismo tiempo desde Portugal se abrió otro frente hacia Galicia.

Castilla la Mancha, Murcia y Almería resistieron la invasión debido al tipo de suelo arenoso que impidió la propagación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *